Tuesday, April 14, 2009

El Erizo, Cap. 5 "Reglas Rotas", Parte II

Creo que debes saber que me estas gustando mucho- dijo con suavidad, yo le conteste de la misma forma en la que él se acerco a mí.
Y para ser honesta a mí también, pero debo terminar con lo que intentas porque Viridiana ya me advirtió de ti- Debo ser fuerte, por Viridiana y por mí, soltó una risa apenas audible.
Parece que mi fama me precede, pero esta vez quiero hacer las cosas diferentes, en serio- dijo con total honestidad.
No me parece justo para Viridiana, y yo no estoy en planes de tener relaciones formales por el momento- una vez más se echo a reír.
Pues Viridiana ya sabe lo que existe entre los dos, yo creo que si se lo explicó bien lo entenderá, ella no me interesa, y no sé en que estas pensando, pero una relación no es exactamente lo que te estoy proponiendo, y ahora lo único que me interesa eres tú- levante una ceja como intentando entender.
Quiero estar contigo y quererte, ser novios o algo así lo echaría todo a perder, lo he visto, lo que yo te propongo es algo mejor- Argumento al no encontrar respuesta.
¿No lo sé?- Ya estaba empezando a flaquear, yo lo deseaba también sea lo que sea, estaba interesada y no podía decir no, pero tampoco quería decir sí.
Ay, yo te ayudo a decidir- y me robo un beso, al que yo respondí, ahora si todo se echo a perder, pero no importa, esto era de lo más impulsivo, lo que más me gusta de mí y me sentía cómoda así.
Espera en la mesa, en seguida regreso- Dijo con la mirada perdida y siguiendo algo.
¿Qué sucede?- Pregunte un poco asustada por la forma en que termino el beso, tan abruptamente.
Nada no te alteres es solo que es hora de las explicaciones- y se fue para alcanzar a una sombra, que en seguida entendí se trataba de Viridiana, la había lastimado, tan pronto y me sentía terrible por ese hecho, sentí un nudo en la garganta y me acerque a la mesa con las manos en mi cara, no podía pensar en algo para decirle, nunca sabría que decirle después de todo esto, todas las reglas que me había impuesto estaban hechas pedazos, y no tenía justificación para ello, y aun así estaba mejor que nunca, pobre Viridiana espero que Rodrigo logre hacerla entrar en razón, aunque ella no había dicho que estaba todo mal, pedí otro vaso y esta vez me lo acabe en tres tragos, ya empezaba a sentirme mareada, no sé qué va a suceder a continuación, todo había cambiado tan súbitamente y ahora estoy atrapada en esta extraña situación, y lo peor era que no sabía cómo sentirme al respecto.
¿Qué sucedió?- preguntó Valeria conmocionada, parecía que apenas se daba cuenta de la situación
Es que Viridiana y Rodrigo…- no sabía que decirle solo podía ver como discutían a lo lejos –… en realidad no tengo idea, pero espero que todo esté bien.
A mí se me hace que escondes algo – reto Valeria
No es nada solo estaba platicando con Rodrigo, y Viridiana estaba sola, te juro que yo no sé qué está pasando- Una mentirilla parcial, solo podía imaginarme por lo que pasaba Viridiana, pero en realidad no era culpa de nadie que las cosas pasaran así, cuando Rodrigo abrazó a Viridiana me sentí un poco tranquila, lo mismo noté en el semblante de Valeria y Jaime muy cerca de nosotras también contemplando la escena, ya se acercaban los dos y era obvio que Viridiana estaba llorando.
¿Qué pasa estas bien Viridiana?- preguntó Valeria a Viridiana
S… si- logro decir entre sollozos.
Es solo el sentimiento del momento- era fácil decir que estaba mintiendo, para no hacer este problema más grave, al fin y al cabo ya era solo cosa de nosotras dos y del tercero en discordia.
Yo no sabía qué hacer, hablar sería contraproducente, y aún así sentía el impulso de hacerlo, es más estuve a punto de hacerlo hasta que Rodrigo me detuvo del hombro y siendo discreto una seña de que no dijera nada, después me llevo hasta la barra y fui la primera en hablar -¿Qué le dijiste?
La verdad- dijo con un tono serio – es lo mejor, y ella es fuerte ya verás como sale de esta.
No puedo evitar sentirme culpable por todo esto, no sé si…- puso su dedo en mis labios para detenerme.
Esto no es culpa tuya, es solo que las circunstancias no son favorables, no busquemos culpables porque entonces aquí todos somos culpables, y de todos ellos la menos culpable eres tú, por hoy llevemos la fiesta con calma, no más besos hasta que Viri esté mejor- Asentí ante este hecho, nuestra conversación pareció tan corta que no parecía que discutíamos las cosas, Viridiana ya estaba más tranquila cuando regresamos con más bebidas para todos y a pesar de que intentamos seguir la fiesta, era obvio que no había comodidad entre nosotros.
El tiempo transcurría lentamente dentro del antro, y aun seguía mareada, no sabía si era el alcohol, la culpa o la presencia de Rodrigo, para fines prácticos tal vez las tres influían en mi estado actual, la noche transcurrió así, hubo flasheazos, las falsas sonrisas, y los bailes para aparentar, después de un momento Jaime y Valeria se despidieron de nosotros aun sin entender en realidad lo que había sucedido, yo no sabía que esperar después de esto, solo unos minutos más tarde regresaron Viridiana y Rodrigo que estaban bailando, cuando lo hizo dijo que ya era momento de retirarse, pues ya estábamos cualquiera de las dos en condiciones de poder irnos y por ello el ya estaba tranquilo, que no era momento para discutir, y que lo mejor era dejarlo para después.
Se acerco a mi oído como había hecho desde un principio y dijo – Nos vemos después ángel, yo me encargo de buscarte cuando las aguas estén más tranquilas, espero que te vaya bien con la tormenta- e emitió un sonido que equivalía a un beso, bajo este ruido, solo audible para mí.
Hasta entonces- dije en un susurro que me pareció que no escuchó y se retiro entre la multitud.
Una vez que ya no estaba a la vista me dirigí a Viridiana.
¿Ya nos vamos?- algo nerviosa por la expresión que tenía.Claro- tomó sus cosas y yo hice igual, en silencio caminamos hacia la salida.

1 comment:

A psichedelic strange creature said...

chan chan chaaaaaaaaaan!!!!!!!
sabia que algo asi pasaria.
i knew it!!!!




pues yo creo que no has visto bien el comercial, no solo es la servilleta, es gracioso la verdad pero a la vez es asi como .... jum..porque ridiculizar tambien al vaquero.